12 jul. 2007

NO A LA IMPUNIDAD



JUSTICIA PARA JESÚS ANTONIO GUERRERO
NO A LA IMPUNIDAD


En Venezuela a partir del año 2001 al menos 130 campesinos han sido asesinados por oligarcas agrarios que se niegan a entregar la tierra a quien le pertenece: LOS CAMPESINOS, sin embargo, a pesar de todas las agresiones que sufren día a día por parte de los terratenientes, estos valientes compañeros han asumido la lucha campesina en la recuperación de las tierras ociosas, entendiendo que: La lucha contra el latifundio y el nuevo orden en la propiedad: TIERRA PARA QUIEN LA TRABAJE, son parte de la esencia de la Revolución Bolivariana.

El 28 de septiembre del año 2003 los miembros (120 personas) de la Cooperativa Santa Elena de Arenales efectuaron la toma de una tierra que desde hacía varios años se encontraba OCIOSA, a través de los mecanismos de rigor y en conformidad con la Ley Nacional de Tierras: se denunció ante el INTI, se organizaron para solicitar que se otorgaran a personas que si las fuesen a trabajar y una vez realizada la inspección de la tierra siendo verificada la situación de ociosidad y tomando en cuenta la clara la organización de los COMPAÑEROS CAMPESINOS, procedieron a asignarles 651 hectáreas por medio de una Carta Agraria, con el propósito inmediato de ponerlas a producir. En el proceso de empoderamiento de las tierras por parte de los Campesinos los terratenientes se resistían a la entrega de las mismas y en cambio propinaban insultos y amenazas.

El 14 de abril de 2004, los Campesinos de la Cooperativa se dirigían en grupo a trabajar la tierra, en el camino se presentó la terrateniente Sioly Torres anterior "dueña". Iba acompañada por doce hombres armados. La ciudadana agarró el arma de uno de sus hombres: "Pásame la escopeta, que voy a matar un coño de estos ", y disparó contra los Campesinos. JESÚS ANTONIO GUERRERO LÓPEZ murió en el acto. Dejando cinco niños, una esposa y a la patria sin un compañero decidido por esta Revolución. Como los campesinos habían avisado a la policía local de la presencia de los armados, pudieron arrestarla. La ASESINA está en prisión, pero la jueza busca rebajar la pena al considerar que no había "premeditación" en el crimen.
Como el de Jesús Antonio, decenas de otros casos se repiten por todo el llano de Venezuela, ¡¡BASTA DE IMPUNIDAD!!

Solicitamos la Contundencia y Determinación a la hora de condenar a los asesinos de Nuestros Campesinos.

TODO EL PESO DE LA LEY PARA LA ASESINA SIOLY TORRES

Colectivo de Formadores Sociopolítico
CINE FORO TATUY
Integración Universitaria