29 jun. 2010

Jornada de Solidaridad con Palestina



El Frente Nacional deplora el golpe de Estado y llama a realizar asamblea constituyente.


Resistencia hondureña exige con movilizaciones retorno de Zelaya


Fuente: http://www.jornada.unam.mx/2010/06/27/index.php?section=mundo&article=019n1mun

La Jornada


Se cumple un año de que el presidente fuera derrocado. Fracasa Porfirio Lobo en su intento por lograr unidad y reconciliación. Persisten las violaciones a los derechos humanos.

El opositor Frente Nacional de Resistencia Popular (FNRP) convocó ayer movilizaciones y actos políticos y culturales este fin de semana para deplorar el golpe de Estado del 28 de junio de 2009 contra el presidente Manuel Zelaya, en demanda de su retorno y de que continúe la lucha por la realización de una asamblea nacional constituyente.

Es un año de lucha, de protestas y de rechazo al golpe de Estado; un año de sufrimiento de la resistencia, pero a la vez de surgimiento de la unidad popular, que hoy lucha por la constituyente y el retorno de Zelaya, declaró Juan Barahona, uno de los coordinadores del movimiento que se formó en repudio al golpe militar y de derecha en Honduras.

De ayer a hoy, lunes, fecha en que se conmemora el primer aniversario del golpe, habrá manifestaciones de organizaciones indígenas, campesinas y sindicales, así como de estudiantes, mujeres y activistas de partidos progresistas integrados en el frente, que tendrán lugar en esta capital y diversas localidades del país.

Para la tarde del lunes se convocó a una gran caravana que partirá después de celebrar una asamblea en la plaza Colprosumah, cerca de la casa presidencial, al este de Tegucigalpa. Luego, en la noche, se llevará a cabo la Caminata de las Antorchas hacia esa sede, seguida de una vigilia en la plaza La Merced. Además habrá cacerolazos y un concierto en la Universidad Pedagógica Nacional.

La lucha del FNRP es la misma por la que Zelaya fue derrocado, expresó Barahona. La instalación de una asamblea constituyente que redacte una nueva Constitución para hacer los cambios políticos, económicos y sociales que el pueblo hondureño necesita, que nos permita proyectar hacia el futuro el cambio de Honduras, resaltó.

El frente, que se formó durante el régimen de facto de Roberto Micheletti, actualmente recolecta más de un millón 200 mil firmas para lograr el retorno del ex mandatario constitucional e impulsar la constituyente. Pero desde entonces ha resistido también a la represión, que ha cobrado numerosas víctimas: activistas, periodistas y mujeres.

A un año del golpe, el gobierno de Porfirio Lobo, quien asumió en enero –electo el 29 de noviembre pasado, en comicios organizados por los golpistas– anterior, ha fracasado en sus objetivos de reconciliación y unidad, mientras en el plano externo continúa sin lograr el retorno formal a la comunidad internacional tras la expulsión de Honduras de la Organización de Estados Americanos.

Aunque Tegucigalpa tiene el apoyo de Estados Unidos y países europeos, el principal obstáculo para recuperar su estatus internacional lo constituye Sudamérica, cuyas naciones, en su mayoría, siguen oponiéndose a pasar la página ante lo que consideran un peligroso precedente en vista del historial en la zona de dictaduras y golpes.

Dos temas siguen preocupando a muchos países, incluidos los que ya han reconocido abiertamente al régimen de Lobo: la alarmante situación de los derechos humanos no sólo después del golpe y durante el gobierno de facto, sino durante el actual mandato.

El segundo punto que imposibilita un reconocimiento pleno en América Latina del gobierno hondureño de Lobo, al que se considera muy débil por el acoso de la derecha, tiene que ver con que no ha logrado el regreso al país de Manuel Zelaya con plenas garantías, por lo que continúa exiliado en República Dominicana.



Libros Necesarios. Pensamiento Económico del Che. Carlos Tablada.


En su escrito El Socialismo y el Hombre en Cuba Ernesto Guevara nos dice, entre otras muchas cosas que: “Se corre el peligro de que los árboles impidan ver el bosque. Persiguiendo la quimera de realizar el socialismo con la ayuda de las armas melladas que nos legara el capitalismo (la mercancía como célula económica, la rentabilidad, el interés material individual como palanca, etcétera), se puede llegar a un callejón sin salida. Y se arriba allí tras de recorrer una larga distancia en la que los caminos se entrecruzan muchas veces y donde es difícil percibir el momento en que se equivocó la ruta. Entre tanto, la base económica adaptada ha hecho su trabajo de zapa sobre el desarrollo de la conciencia. Para construir el comunismo, simultáneamente con la base material hay que hacer al hombre nuevo.” Reflexión particularmente vigente en Venezuela en estos momentos de revolución.

En estos días estamos celebrando los 82 años de nuestro Che. Pero todavía seguimos viendo, en la mayoría de los casos, a la figura que la hegemonía cultural del Capital construyó para quitarle su contenido revolucionario.

Es imperativo revolucionario en esta nuestra América, (re)apropiarnos del Che. Recuperarlo tanto de la condición de mercancía en pretendió convertirlo –sin lograrlo– el mercado, y de la condición de simple figura heroica que desde cierta izquierda “se venera”.

Seguimos a sus 82 años ignorando su papel como constructor de socialismo, como teórico del pensamiento revolucionario, como creador de teoría política, de esa que urgentemente necesitamos para avanzar.

Por supuesto, no decimos esto para caer en la misma posición de algunos “adoradores” de Marx, según los cuales ya todo está dicho y hacer revolución es solo cuestión de aplicar acertadamente la receta: tantos gramos de fuerza productiva (desarrollada, por supuesto) mas una especifica cantidad de “burguesía nacional” con suficiente cantidad de condiciones objetivas y subjetivas y…. ya. ¡Comienza la construcción!

Repetimos, es imperativo (re)apropiarnos del Che, pero no el de las estatuas o el de las camisetas. No. Hablamos del Che Vivo, del que todavía habla y piensa, ese que fue asesinado hace muchos años pero que todavía vive en el pensamiento y la acción del pueblo nuestramericano.

Debemos por ello estudiarlo, pero otra vez desde una praxis revolucionaria. Desde eso que Marx llamaba una “práctica teórica” Y entonces desde su pensamiento y el muchos otros pensadores nuestramericanos construir ¡ahora sí! Revolución.

Hoy recomendamos a nuestros lectores, especialmente a los jóvenes que comienzan a andar el hermoso camino de pretender ser hombres y mujeres nuev@s un libro muy particular: El pensamiento económico de Ernesto Che Guevara de Carlos Tablada.

De este libro, del cual hay una edición –más o menos clandestina, por lo difícil de conseguir– de Monte Ávila, Caracas, 2006 no vamos a decir gran cosa, apenas vamos a citar unas frases de la camarada Celia Hart en el prologo a dicha edición: “Este libro, entonces, se convertirá en un cásico obligado. Por supuesto no lo digo yo, el mundo lo empieza a decir, no en balde tiene ya más de treinta ediciones, con medio millón de copias vendidas y muchas fotocopias pasadas de mano en mano”

Es imperativo estudiar el pensamiento político del Che y guiados por la mano, acertada, de Tablada podemos iniciar ese maravilloso camino.

Tatuy Televisión Comunitaria cuenta entre sus libros un ejemplar que está disponible para estudiarlo y para copiarlo. Además invitamos a los camaradas que nos organicemos en grupos de estudio, algunos de ellos pudieran ser por internet para desarrollarlo. La “práctica teórica” es la tarea, si permitimos que “dirigentes” sin teoría sigan cometiendo errores, seremos plenamente responsables de las consecuencias de esos errores.

23 jun. 2010

Yo conozco a un hombre que es un sueño. Por los TatuyTvc

Al viejo César.


Yo conozco a un hombre que nos ama a todos

incluso al que lee estas líneas sin conocerle.

A los andes volvió el hombre cansado de transitar

por montañas de concreto

por montaña e´lodazal

pues los claveles que tiraba no tiraban a matar

pero tampoco lograron sembrarse como era de esperar.

Sin embargo viejo tú, nunca araste en el mar

del desperdicio del consumo erigió un jardín de sueños

y la basura fue tornándose de colores,

de animales mágicos

de niños sonrientes

incluso aquel caballo que cagaba flores llegó a visitar y jamás se fue.

Cuando alguna vez, muy joven, llegué a su rincón desalmado de desamor

y me dió aquel librito de otro viejo de Tacuarembó

entendí que mi tragedia era una comedia al lado de la tragedia de la humanidad.

Todos los que aún somos niños

aunque llevemos barba

comenzamos a frecuentar ese hombre y ese lugar

que al fin son una misma cosa.

Cuando los niños marxistas llegaban

a pensar cómo alterar el orden para luego el desorden planificar.

Con voz baja e interrumpida insistía en no olvidar

que la política debe subyacer a la dimensión humana

que es necesario que todos podamos comer,

pero que no bastaba con comer,

pues no siempre se siente ni se piensa con el estómago.

"El socialismo no sólo es cuestión de cuchillo y tenedor"



Alguna vez nos ofreció una chatarra

que podía servir para diligenciar sueños colectivos

la vimos tan viejita que dijimos

“que va esa lata no vuelve a andar”.

Y a los meses avergonzados pero felices

vimos a esa “lata” convertida en un hermoso tren

con una libélula posando sobre su trompa

y unos cientos de dientes de leche

sonando a carcajadas en su espalda de mariposa.

Así que mientras haya agua en los ríos, así sea poca

mientras una flor pueda desplegar sus pétalos subversivos,

mientras un niño con hambre aún pueda sonreír,

la presencia de este hombre estará allí

jaloneándonos con fuerza cuando sumergidos en la tiniebla del mundo

nos atrevamos siquiera a intentar bajar la cabeza.

No importa como se llame ese hombre

puede ser Ernesto, Rosa, José, Simón, Violeta, Ali y

quién sabe cuántos más

pues en la lucha de ese hombre va el decoro de toda la humanidad

lo que importa

es que yo conozco a un hombre que es un sueño

y ahora mi sueño es que algún día existan millones de hombres como él.


22 jun. 2010

En el Aniversario del nacimiento de Mariátegui y el “Che” Guevara Guevara: El aventurero matinal que soñó Mariátegui. Por Gustavo Pérez Hinojosa

Fuente: www.rebelion.org

La existencia y extravío de un libro, por publicar, de José Carlos Mariátegui , titulado “ Invitación a la vida heroica ” es un tema conocido entre sus estudiosos. Javier Mariátegui, su hijo, señala que dicho proyecto había sido comunicado de modo reiterado en el entorno de Mariátegui y principalmente lo recordaban, a su muerte, Anna Chiappe, Ricardo Martínez La Torre y Antonio Navarro Madrid, por ser “ casi un llamado a la acción revolucionaria ”.

EL LIBRO PÉRDIDO O NUNCA ESCRITO

Añade Javier Mariátegui que el anuncio de su próxima publicación está registrado en una Carta de Mariátegui a Samuel Glusberg, en que habla de este libro, entre otros por publicarse, y en la contracaratula de los números XXX y XXXI de la Revista “Amauta” e incluso en la solapa posterior de la carátula de la segunda edición de “/ Ensayos”, en Febrero de 1944), pero que la revisión integral del archivo familiar y recopilación de los artículos de J.C. Mariátegui acreditarían que sólo era un título, un desarrollo mental antes que una concreción escrita.

Por su parte Miguel Aragón Ojeda, reconocido estudioso socialista mariateguista, cuya amistad me honra, señala que el libro realmente existió, que tenía como partida inicial la “ apología del aventurero ” y su contenido eran los artículos que componen la edición de “ Alma matinal ”, y responsabiliza a Martínez La Torre del extravío del manuscrito correspondiente, que nunca llegó a las manos de César Falcón para su publicación.

Javier Mariátegui señalaba que el contenido probable de tal libro hubiese sido la convicción de que sólo a través del proceso histórico del socialismo se forjaría un hombre con un estilo de vida superior.

En efecto, Mariátegui decía que “ La Revolución Rusa insufló en la doctrina socialista un ánima guerrera y mística ”, que “ Los revolucionarios, ”…” se proponen por su parte, vivir peligrosamente ”, que en ellos “ se advierte”...”impulso romántico,”...”humor quijotesco ”, y que “ El hombre contemporáneo tiene necesidad de fe. Y la única fe, que puede ocupar su yo profundo, es una fe combativa ”,… “ la ruda, la fuerte, la perentoria necesidad de una fe y de un mito que mueva a los hombres a vivir peligrosamente ” (1)

Tomando como modelo de aventurero a Cristóbal Colon, diría que “ hay que reivindicar al aventurero, al gran aventurero. Las crónicas policiales, el léxico burgués, han desacreditado esta palabra ” (2) , y examinando al inolvidable personaje “ Charlot ”, de Charles Chaplin, diría “ es el antiburgués por excelencia. Está siempre listo para la aventura, para el cambio, para la partida. Nadie lo concibe en posesión de una libreta de ahorros. Es un pequeño Don Quijote, ”…” Como Don Quijote, Charlot tiene que enamorarse antes de emprender su temerario viaje ” (3) .

Añadiría también que “ una revolución es siempre la obra de una élite, de un equipo, de una falange de hombres heroicos y superiores ;”, que “Las verdaderas élites intelectuales operan sobre la historia revolucionando la conciencia de una época. El verbo necesita hacerse carne ” ..(4) y que “ Una moral de productores ,”….” se forma en la lucha de clases, librada con ánimo heroico, con voluntad apasionada ” (5) .

Llama la atención que Mariátegui escribiese así, postrado como estaba en una silla de ruedas, desde Abril de 1924. No obstante, como reflejó Enrique López Albújar en El Tiempo el 30 de marzo de 1928: «Nada revela en él la cobarde y asquerosa actitud del vencido por la suerte, del hombre que, urgido por el ansia de vivir, tuviera todo el pensamiento reconcentrado en recibir una limosna de salud».

“EL VERBO NECESITA HACERSE CARNE”

Veintiocho años tras de la muerte de Mariátegui, las noticias mundiales darían cuenta de la existencia de un revolucionario excepcional, un médico-guerrillero argentino que había hecho sus primeras experiencias revolucionarias en la defensa de la Revolución guatemalteca de Jacobo Arbenz, que condujera exitosamente la batalla de Santa Clara, decidiendo el triunfo de la Revolución Cubana, un hombre que, relata Fidel siempre era el primero en el ataque y el último en la retirada, y que curiosamente había nacido el 14 de Junio, como Mariátegui.

Extrañamente este revolucionario no renegaría del calificativo de “aventurero” que le enrostraban sus enemigos y detractores, por el contrario, quizás retomando a Mariátegui respondía : “Muchos me dirán aventurero, y lo soy, sólo que de un tipo diferente y de los que ponen el pellejo para demostrar sus verdades” y asumiendo el “quijotismo”, que Mariátegui tanto resaltaba en Unamuno, añadía : “Otra vez siento bajo mis talones el costillar de Rocinante, vuelvo al camino con mi adarga al brazo” (6). Se llamaba Ernesto Guevara La Serna, mas conocido como el “Ché”.

Sería insuficiente decir que el Comandante Guevara fue las piernas que Mariátegui no tuvo para combatir como él deseaba y el “Ché” lo hizo. Quizás sea mas justo decir que Ernesto “Che” Guevara fue “el hombre matinal”, “el verbo hecho carne”, que soñó Mariátegui.

* El autor pertenece al Movimiento Político "Inkari-Lima"

NOTAS :
1. “ Dos concepciones de la vida ”, Mundial, 09/01/1925.
2. “ En el día de la raza ” Variedades , Octubre 13, 1928.
3. “ Esquema de una explicación de Chaplin ”, Variedades, 06 y 13/10/1928.
4. “ El problema de las elites ”, Variedades, 07/01/1928.
5. “ Ética y socialismo ”, Mundial, 16/11/1928.
6. Carta a sus padres, 01/04/1965.

Concepto de Responsabilidad según José Saramago


“Las miserias del mundo están ahí, y sólo hay dos modos de reaccionar ante ellas: o entender que uno no tiene la culpa y por tanto encogerse de hombros y decir que no está en sus manos remediarlo –y esto es cierto -, o bien asumir que, aún cuando no está en nuestras manos resolverlo, hay que comportarnos como si así lo fuera”. La Jornada, México, 3 de diciembre de 1998.

13 jun. 2010

¡Yo sé quien va perder el mundial! Por TatuyTVC


Frente al lujosísimo estadio de Green Point, recién construido por un costo de 400 millones de euros, una organización comunitaria de sin techos de Khayelitsha, el barrio más grande de Ciudad del Cabo, intentó montar una vitrina turística de las condiciones en las que viven en su barrio. Mthobeli Qono, el portavoz del grupo anunció: “llevamos materiales, los mismos en los que se sustentan nuestras casas (hojalata, cartón, madera…) para enseñar al mundo las condiciones en las que vivimos y las promesas incumplidas”. Se refiere, por supuesto a la incapacidad del del gobierno de Suráfrica para resolver esta situación, frente a su eficacia para montar lo que se denominado uno de los “mejores mundiales”.

Por supuesto la policía impidió con fuerte represión que esa demostración turística se montara y una de los jefes policiales declaró: “No toleraremos ataques xenófobos contra los extranjeros durante la Copa del Mundo delante de todo
s los periodistas del planeta”; “no se puede molestar a turistas durante este mes y destruir nuestra imagen internacional”; no se podrá…”.

Pero, a pesar de que estos hechos no han sido promocionados por la televisión internacional, muchos hemos podido ver que siempre existe la posibilidad de reclamar y poner contra las cuerdas al adversario. En días pasados, en Khayelitsha comenzó una batalla campal por culpa de unos sanitarios públicos de lata de zinc que construyó el ayuntamiento en el barrio para aquellos residentes que carecen de servicios sanitarios
en sus casas, que dicho sea de paso son la mayoría.

La misma noche que los colocaron fueron destrozados por grandes grupos de vecinos, que anunciaban que bajarían a la ciudad “y sembrarían el caos y el terror” para reivindicar mejores condiciones de vida. Reclaman que los sanitarios públicos fuesen, por lo menos de cemento y no de lata. Al final bajaron y manifestaron, bloqueando la carretera N-2, que une el aeropuerto con Ciudad del Cabo, pero y fueron desalojados con fuerte represión por la policía Policía. Desde ese día el barrio esta bajo una suerte de estado de sitio.

Por supuesto, ningún “medio” del planeta dirá estas cosas.

Según fuentes no oficiales, el mundial de futbol le cuesta al pueblo surafricano alrededor de 10.000 millones de euros que por supuesto se han invertido en el “desarrollo” de las zonas ricas del país, y seguramente a cuentas corrientes de algunos blancas manos privadas, pues ya se sabe que el presupuesto inicial de gastos era por lo menos un 150% más bajo que el que se ejecutó. “A mi el Mundial no me va a cambiar la vida”, declaraba ante un “medio” internacional uno de los pocos sudafricanos que el día de la inauguración del mundial no estaba a las doce saltando y haciendo sonar su vuvuzela. Pero siento que se ha equivocado, El mundial si le va cambiar la vida: ¡Lo va hacer más pobre! Aun cuando eso parezca imposible. El capital siempre encuentra el modo.

¿Soldados descalzos en alta mar? El culto israelí al victimismo. Por Jonathan Cook

Fuente: http://www.counterpunch.org/cook06092010.html

Traducido para Rebelión por LB

¿Por qué los israelíes están tan indignados por el escándalo internacional que ha generado el mortífero ataque que su país llevó a cabo la semana pasada contra una flotilla de buques civiles de ayuda a Gaza?

Los israelíes no han respondido de ninguna de las maneras que podíamos esperar. Ha habido muy poco trabajo de introspección acerca de la moralidad —ni que decir tiene de la legalidad— del hecho de que los soldados israelíes invadieran buques en aguas internacionales y mataran a civiles. En general, los israelíes no han tenido ningún interés en formular preguntas comprometidas a sus dirigentes políticos y militares sobre las razones por las que manejaron el asunto de forma tan desastrosa. Y apenas unos pocos comentaristas parecen preocupados por las nefastas consecuencias diplomáticas del incidente.

En lugar de eso, los israelíes están enfrascados en un debate kafkiano en el que el ataque militar contra los barcos civiles se describe como “acto de legítima defensa”, como lo llamó el Primer Ministro Benjamin Netanyahu, mientras que el asesinato de nueve activistas humanitarios se transforma en un intento de "linchamiento de nuestros soldados" por parte de terroristas.

Benny Begin, un ministro del gobierno cuyo famoso padre, Menachem, llegó a ocupar el cargo de Primer Ministro israelí después de haber sido lo que hoy llamaríamos "un terrorista", como líder que fue de la milicia Irgun, dijo a BBC World TV que los comandos israelíes habían sido brutalmente atacados después de que llegaran [a los barcos] "prácticamente descalzos". Por su parte Ynet, el más popular sitio web israelí de noticias, informó de que los comandos habían sufrido "una emboscada".

Este extraño discurso sólo se puede descifrar si comprendemos los dos temas, aparentemente contradictorios, que han acabado dominando el paisaje emocional de Israel. El primero es la creencia visceral de que Israel existe para realizar el poder judío; y el segundo es el sentimiento igualmente fuerte de que Israel encarna la experiencia colectiva del pueblo judío como víctima eterna de la historia.

A los propios israelíes no les pasa completamente desapercibido este paradójico estado mental, y a veces se refieren a él como “el síndrome de dispara y llora”.
Esa es la razón, por ejemplo, por la que la mayoría de los israelíes piensa que su ejército es “el más moral del mundo". La figura del “soldado como víctima" ha recibido una formulación dramática en el caso de Gilad Shalit, el "inocente" soldado retenido por Hamás desde hace cuatro años que, en el momento en que fue capturado, estaba implementando la ilegal ocupación israelí de Gaza.
Un comentario del periódico israelí Haaretz resumió los sentimientos de los israelíes tras el episodio de la flotilla como “la impotencia de una pobre víctima solitaria enfrentada a la furia de una ho rda resuelta a lincharla y que siente que está viviendo sus últimos momentos". Esta “psicosis", como la denominó el articulista, no tiene nada de sorprendente: es simplemente consecuencia del sacrosanto lugar que ocupa el Holocausto en el sistema educativo israelí.

Para la mayoría de los israelíes la lección del Holocausto no es una lección de carácter universal susceptible de servirles de inspiración para oponerse al racismo, a dictadores fanáticos, a la rufianesca mentalidad de rebaño que puede apoderarse con excesiva rapidez de cualquier país, o ni siquiera al genocidio patrocinado por el Estado.

En lugar de eso, a los israelíes se les ha enseñado a extraer del Holocausto un mensaje diferente: que el mundo está plagado de un odio antijudío único e inerradicable, y que la única salvación para el pueblo judío reside en la creación de un Estado superpotencia judío que no rinda cuentas a nadie. Para decirlo sin ambages, el lema de Israel es este: sólo e l poder judío puede impedir que existan víctimas judías.

Por eso Israel se hizo con armamento nuclear lo más rápido que pudo, y por eso ahora hace todo lo posible para impedir que ningún Estado de la región ponga fin a su monopolio nuclear. Ésa es también la razón por la que la única persona que ha alertado al mundo sobre el programa nuclear israelí, Mordechai Vanunu, siga siendo un paria 24 años después de haber cometido su “delito". Seis años después de haber sido excarcelado para a continuación dejarlo sujeto a una especie de régimen de arresto domiciliario, el acoso al que Vanunu es sometido por las autoridades israelíes —lo volvieron a encarcelar el mes pasado por haber hablado con extranjeros— no ha despertado absolutamente ningún interés ni simpatía en Israel.

Si el abuso constante al que se somete a Vanunu pone de relieve el opresivo anhelo israelí por el poder judío, el sentido de superioridad moral de los israelíes en el caso del ataque de su marin a contra la flotilla de Gaza revela la otra cara de su psicosis.

Las coléricas manifestaciones que han barrido Israel contra las denuncias internacionales, los llamamientos hechos para revocar la ciudadanía —o, peor aún, para ejecutar— por traición a la parlamentaria árabe israelí que iba a bordo de la flotilla, y el incesante reciclaje que los medios de comunicación israelíes están haciendo de los testimonios de los soldados explicando cómo fueron "acosados" por los activistas, son prueba de la desesperada necesidad de los israelíes de justificar cualquier injusticia o atrocidad mientras se aferran a la ilusión de ser las víctimas.

Las lecciones extraídas de este episodio —igual que las lecciones que los israelíes extrajeron del informe Goldstone del año pasado sobre los crímenes de guerra cometidos durante el ataque de Israel a Gaza, o de las críticas internacionales por la masiva potencia de fuego desatada anteriormente contra el Líbano— son siempre las mismas: el mundo nos odia y estamos solos.
Si el enfrentamiento con los activistas de la flotilla ha demostrado a los israelíes que los pasajeros sin armas eran realmente terroristas, el rechazo del mundo a permanecer callado ha confirmado lo que los israelíes ya sabían: que todos los no judíos son en el fondo antisemitas.

Por contra, la lección que debemos extraer el resto de nosotros de la mortífera incursión del comando israelí es que el mundo ya no puede permitirse el lujo de consentir tales delirios.

Libros Necesarios. El imperio contracultural: del rock a la postmodernidad Luis Britto García.


Abrimos una sección que denominamos “Libros Necesarios” a través de la cual reseñaremos libros que consideramos instrumentos indispensables de trabajo y de lucha frente a la ofensiva del Imperio a través de la Guerra de IV Generación.


El actuar revolucionario nos obliga a adentrarnos en el estudio, en la formación. Nos exige dejar de seguir pensando en la teoría y la Práctica como cosas separadas y asumirlas como “dos caras de la misma moneda”. Es entender la praxis como “acción consciente”. Marx nos enseña que el pensar la realidad para conocerla y poder actuar sobre ella para transformarla revolucionariamente es una acción de producción teórica, de práctica teórica. Si el imperativo ético fundamental de un revolucionario es hacer la revolución, cada acción concreta lleva implícita ese actuar práctico teórico (¿praxico?). Así el estudio metódico y cotidiano, no es una lujo es una obligación, una tarea revolucionaria.

El imperio contracultural: del rock a la postmodernidad libro escrito por Luis Britto García y publicado por primera vez en 1996 (llamado en aquel entonces por ciertos movimientos contraculturales “El Libro Azul”, por el color de sus tapas) realiza, desde visiones políticas, sociales, económicas, filosóficas y estéticas, un muy acertado análisis de los fenómenos culturales que tuvieron lugar en la sociedad de consumo ya bien entrada la segunda mitad del siglo xx. Desde una mirada nuestramericana se adentra en los pormenores de los hecho que permiten reconocer la existencia de una guerra cultural (hoy la llamamos guerra de IV generación) que el poder imperial ha venido librando contra los pueblos, a fin de perpetuar sus intenciones hegemónicas.

Este es uno de los libros que hay que leer hoy. Nuestro mensaje es a los jóvenes militantes del proceso bolivariano para que lo trabajemos, individualmente y/o en grupo y descubramos en él si inmensa actualidad.

Recientemente fue reeditado por el Plan Revolucionario de Lectura en la Biblioteca Popular para Los Consejos Comunales. Es fácil ahora conseguirlo.

También les dejamos una dirección web en donde es posible conseguirlo digitalizado. http://www.lajiribilla.co.cu/pdf/libroimperiocont.html

Repetimos, este es uno de los libros que hay que leer hoy. Bien usado es un excelente instrumento o herramienta sólida en esta lucha que tenemos por delante.

11 jun. 2010

El Socialismo por el que peleamos tiene apellido: Socialismo Auténtico. Por TatuyTVC e Integración Universitaria


Desde que el Comandante Chávez en el quinto Foro Social Mundial de Porto Alegre en 2005 sentenció: "no se va a trascender al capitalismo dentro del mismo sistema, sino a través del socialismo" el debate en torno al destino de la Revolución Bolivariana cambió radicalmente de escenario, y desde entonces ha venido decantando un conjunto de ideologías encarnadas en sujetos, grupos, organizaciones que viven a expensas de la indefinición.

El debate se ha intensificado progresivamente y alcanza hoy unos niveles de profundidad de importancia cardinal. Se trata nada menos que la disputa por la ideología que detentará la Dirección Política de la Revolución Bolivariana.


La Lucha Ideológica en el seno del proceso se ha intensificado en la actualidad y pugnan fundamentalmente dos corrientes ideológicas, antagónicas entre sí. Una de ellas, representada por la Pequeña Burguesía, ha venido conduciendo el proceso a un callejón sin salida. La Ideologíala Pequeña Burguesía, caracterizada fundamentalmente por proponer salidas individuales a problemas sociales, amparada además en un discurso pseudosocialista, impide la profundización que requiere el proceso. Muestra sus planteamientos teóricos que tienen expresión concreta en la realidad política nacional.
de


Propone en lo económico formas de Propiedad No Social, disfrazadas de Economía Social, Popular, Endógena, Solidaria, de Producción Social, que no violenta las formas de Propiedad Capitalistas, sólo las adorna e intenta hacerlas digeribles ante los anhelos populares. En sus diferentes versiones, Cooperativas, Núcleos de Desarrollo Endógeno, Empresas de Producción Social, Cogestión, Fundos Zamoranos…; por su carácter nosocial, y por ende antisocial, reproducen en su seno la conciencia egoísta e individualista propias del capitalismo. Viven en medio de la contradicción de ser subsidiados por la Renta Petrolera para luego intercambiar sus productos en el Mercado Capitalista.


Recientemente, representantes de esta ideología han declarado abocarse a la construcción de un Socialismo en el Comercio, donde se procura realizar una aparente distribución social de la plusvalía controlando el Mercado, reduciendo los precios de los productos que allí se intercambian diezmando así la apropiación capitalista, intentando una distribución social de los productos sin una efectiva distribución social de la propiedad. Mil extravíos plantean maquillados de socialistas.


En lo social, se han empeñado en evitar a toda costa la posibilidad de generar organización articulada en forma de tejido social. Entre mil formas organizativas propuestas, con objetivos localistas y reivindicativos resaltan los Consejos Comunales, que cuentan con una Ley Orgánica que los sepulta al aislamiento, al egoísmo grupal; aún organizados en Comunas, no contemplan la posibilidad de generar espacios deliberativos y vinculantes desde lo parroquial hasta lo nacional. Así, despojamos de contenido revolucionario a la posibilidad de construcción de Poder Popular.

En lo político, el pacto y la conciliación son prácticas frecuentes de la pequeña burguesía. Intentando “evitar” la confrontación, construyen puentes de diálogo con la oligarquía, haciendo concesiones peligrosas que confunden al pueblo, al que se habla de horror a la oligarquía amistándose con ella. El propio Chávez ha sido reiterativo al respecto, en múltiples oportunidades advierte desde la historia, el peligro inminente de la traición sustentada en el pacto sepulturero de revoluciones.


De esta manera, estamos hipotecando el destino de la Revolución y el Socialismo, concertando salidas propias del reformismo que conducen inevitablemente a una derrota estratégica, destruyendo la esperanza de una sociedad sin clases.


La tarea de los Revolucionarios en esta etapa del proceso debe definirse con precisión; de su labor y claridad ideológica dependerá la posibilidad de avanzar en la profundización o transitar por extravíos reformistas.


La tarea fundamental de los Revolucionarios consiste en desplazar al Reformismo Pequeño Burgués como ideología conductora del proceso, responsable de la desviación que hoy sumerge al pueblo en mares de confusión, decepción, desesperanza y desmovilización; signos peligrosos para la Revolución, pero siempre acompañando al Comandante Chávez, síntesis de la esperanza popular y garantía de unidad.


La derrota de la Ideología de la Pequeña Burguesía, agotada (véase derrota Reforma Constitucional, Abstención Electoral Creciente, Descenso del chavismo, etc.), pero hegemónica (ya que dictaminan y ocupan espacios estratégicos de toma de decisión), parte por ajustar la brújula del Socialismo y empezar a definir con contundencia el rumbo, que conquiste la integración de toda la sociedad basada en el amor y la fraternidad. Para ello es fundamental reconocer la relación dialéctica entre la base económica y el desarrollo de la conciencia, proponemos:


Propiedad Social de los Medios de Producción, administrados por el Estado Nacional que transforma y se transforma a si mismo en la medida que avanza en esta dirección; partiendo de la necesaria expropiación de los medios de producción de las garras de la burguesía. La propiedad social reconoce la dimensión social del trabajo y por ende se orienta hacia la apropiación social de los bienes y servicios determinada por las necesidades sociales y no por las “invisibles” leyes del mercado. La Propiedad Social es base material para el desarrollo de la Conciencia del Deber Social, el Sentido de Pertenencia de la Sociedad debe ser el motor de la actividad, y el Trabajo Colectivo Voluntario, por ser ejemplo, práctica de la entrega de esfuerzo a la Sociedad sin más compensación que la satisfacción del deber social cumplido, debe ser el eje de la formación del hombre nuevo. En estas zonas de Propiedad Social se construyen Unidades Económicas organizadas para que el trabajo deje de ser una obligación y una desgracia y se convierta en trabajo vivo y necesidad moral, despojado de la maldición del fetichismo y la alienación. En estas unidades, el estímulo moral será el motor espiritual, garante de la elevación de la conciencia, medida del avance hacia el Socialismo. Estas Unidades Económicas son también Escuelas y Centros Culturales y Deportivos, donde se cultiva el espíritu, se ejercita el cuerpo y se despierta la conciencia.


Proponemos que estas zonas de Propiedad Social se constituyan en un sistema integrado de Unidades Económicas, al que Ernesto Ché Guevara denominó Sistema Presupuestario de Financiamiento, basado en la crítica al Cálculo Económico, modelo que acompañó la URSS en su auge desarrollista y luego la sepultó por Capitalista. Este sistema permite desarrollar una efectiva Gestión Planificada y Centralizada de la Economía, donde al agrupar las unidades económicas según su base tecnológica (parecida en muchos de los casos dependiendo el rubro), y centralizar los excedentes que allí se producen, permite planificar la ejecución de los recursos de acuerdo a las necesidades globales de la sociedad, así como suprimir el intercambio económico mercantil entre unidades productivas. El Sistema Presupuestario consiste en eliminar el mercado, o por lo menos reducirlo a su mínima expresión. El Ché decía al respecto:


"...Una economía en transición al Socialismo, tiene que planificar la economía violentando los mecanismos de la ley del valor, incentivando de manera principalmente moral a los trabajadores, a largo plazo tenemos que priorizar los incentivos morales porque tanto el violentar los mecanismos mercantiles, como el priorizar los incentivos morales, como el priorizar la planificación, tienen por objetivo construir conciencia socialista y no sólo porque queremos que las personas sean mejores, que sean buenas, sino porque para desarrollar una economía que funcione si no hay Conciencia Socialista, se vuelve al capitalismo . Por más que eliminemos al ejército burgués de batista, por más que eliminemos a los empresarios que se van a Miami, si dejamos el mercado y dejamos la lógica de la mercancía, donde el objetivo no es la conciencia sino es aumentar ganancias y disminuir pérdidas, es la competencia entre las empresas en lugar de la planificación, si el objetivo es satisfacer el interés individual y no satisfacer las necesidades sociales, a la larga se vuelve el capitalismo. La Unión Soviética por más que tenga cohetes nucleares un ejército rojo, a pesar de todo eso va a volver al capitalismo porque ha dejado vivo al monstruo, a la mercancía...."

En lo Social, la Revolución requiere con urgencia de la construcción de un Tejido Social Revolucionario, que convierta a la iniciativa local de la organización comunitaria, agrupando todas las tentativas de organización popular que hoy permanecen dispersas (y hasta compiten por sobrevivir) en una fuerza nacional confederada de Consejos, que asuman las Políticas Públicas y las Tareas Legislativas de la Revolución desde instancias parroquiales hasta nacionales. Este tejido debe ser orgánico y dinámico, garantizar participación efectiva del pueblo en las decisiones que determinen el curso de su destino y generar la movilización popular necesaria a la hora de defender a la revolución. Es decir, toda esta superestructura bautizada como Poder Popular, empezará a comportarse como tal, en la medida en que planifique, ejecute y evalúe los planes políticos, económicos, sociales y culturales del área geográfica e instancia administrativa que le corresponda. Esta estructura del Poder Popular será políticamente la sepulturera del Estado Burgués, subvirtiendo las relaciones de poder que reproducen la lógica de la democracia burguesa.


Está transformación tendrá su efecto en la concepción de la Legalidad que tenemos, que pasa por la superación definitiva de la legalidad burguesa que constriñe la posibilidad de transformar radicalmente la sociedad. Debemos avanzar en el hecho y simultáneamente esa acción tendrá un reflejo jurídico que avale y legitime las sucesivas acciones políticas en pro del Socialismo. El Poder Popular será el guía por antonomasia de está ruptura histórica con la legalidad burguesa.

Para concretar estas medidas que hemos venido citando, se requiere de una Organización Política Revolucionaria, caracterizada por resguardar en su seno a hombres y mujeres con el más elevado sentido ético revolucionario, auditables por el pueblo, honestos hasta el hastío, alimentados de la teoría revolucionaria universal y firmes ante el combate. Esta organización orientará su rumbo hacia la educación política del pueblo, la organización para la movilización; será una escuela para el Socialismo. Las relaciones sociales presentes en esta agrupación, prefigurará las relaciones que caracterizan al Socialismo, nicho de fraternidad, desprendimiento material, solidaridad y sobre todo, amor a la humanidad.


Es fundamental acotar que en la medida en que se avance en este sentido, el pacto no será posible con los enemigos oligarcas, pero la confrontación será inevitable, y la marcha al Socialismo se acelerará con los latigazos de la contrarrevolución. La oligarquía nunca estará dispuesta a ceder sus privilegios pacíficamente, pelará por ellos hasta el final, para ello es urgente contar con un aparato político-militar para la defensa de la patria, basado en la Doctrina de Guerra de todo el Pueblo, conscientes del principio histórico de que la mejor forma de evitar la guerra es preparándose para hacerla.


La lucha por el Socialismo es a muerte y debe librarse en el planeta entero, siendo este último, víctima de la depredación ambiental sistemática por parte del capitalismo a lo largo de su historia. Por ello reivindicamos el Internacionalismo Revolucionario como vía para la puesta en práctica de la solidaridad con los pueblos hermanos, así como para apoyar las luchas que se libran en el mundo contra el capitalismo. El Internacionalismo Revolucionario supera las fronteras nacionales para hermanar a los explotados del mundo entero.

He aquí la reseña general de nuestra propuesta, a la que hemos llamado, como otros tantos compañeros que acompañan estas ideas, Socialismo Auténtico.

TatuyTVC
Integración Universitaria

El Imperio y la Mentira. Por Fidel Castro (Reflexiones de Fidel)


Fuente: http://www.cubadebate.cu/reflexiones-fidel/2010/06/03/el-imperio-y-la-mentira/

No me quedó otra alternativa que escribir dos reflexiones sobre Irán y Corea, que explican el peligro inminente de guerra con el empleo del arma nuclear. A su vez, expresé ya la opinión de que uno de ellos podía subsanarse si China decidía vetar la resolución que Estados Unidos promueve en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas. El otro depende de factores que escapan a toda posibilidad de control, debido a la conducta fanática del Estado de Israel, convertido por Estados Unidos a su actual condición de fuerte potencia nuclear, que no acepta control alguno de la superpotencia.

Cuando se produce la primera intervención de Estados Unidos para aplastar la Revolución Islámica en junio de 1953, en defensa de sus intereses y los de su estrecho aliado el Reino Unido, que llevó al poder a Mohammad Reza Pahlevi, Israel era un pequeño Estado que no se había apoderado todavía de casi todo el territorio palestino, parte de Siria y no poco de la vecina Jordania, defendida hasta entonces por la Legión Árabe, de la que no quedó ni la sombra.

Hoy los cientos de cohetes con ojivas nucleares, apoyados por los aviones más modernos que le suministra Estados Unidos, amenazan la seguridad de todos los Estados de la región, árabes y no árabes, musulmanes y no musulmanes, que están al alcance del amplio radio de acción de sus proyectiles, que pueden caer a pocos metros de sus objetivos.

El pasado domingo 30 de mayo, cuando escribí la reflexión El imperio y la droga, no había ocurrido todavía el brutal ataque contra la flotilla que transportaba víveres, medicamentos y artículos para el millón y medio de palestinos sitiados en un pequeño fragmento de lo que fuera su propia Patria durante miles de años.

La inmensa mayoría de las personas invierten su tiempo y luchan para enfrentar las necesidades que les impone la vida -entre ellas el alimento, el derecho a la recreación y al estudio, y otros problemas vitales de los familiares más allegados-; no pueden detenerse en la búsqueda de información sobre lo que está ocurriendo en el planeta. Uno los ve en cualquier parte con expresiones de nobleza y confiando en que otros se encargarán de buscar soluciones a los problemas que los agobian. Son capaces de alegrarse y sonreír. Alegran de esta forma a los que tenemos el privilegio de observar con ecuanimidad las realidades que nos amenazan a todos.

El extrañísimo invento de que Corea del Norte había hundido la corbeta sudcoreana Cheonan -diseñada con tecnología de punta, dotada con amplio sistema de sonar y sensores acústicos submarinos-, en aguas situadas frente a sus costas, la culpaba del atroz hecho que costó la vida de 40 marinos sudcoreanos y decenas de heridos.

No era fácil para mí desentrañar el problema. No tenía, por un lado, la forma de explicarme que fuera posible para gobierno alguno, por mucha autoridad que disfrutara, utilizar los mecanismos del mando para dar la orden de torpedear una nave insignia. Por otro lado, no creí por un segundo la versión de que Kim Jong Il diera esa orden.

Carecía de elementos de juicio para llegar a una conclusión, pero tenía la seguridad de que China vetaría un proyecto de resolución del Consejo de Seguridad que sancionara a Corea del Norte. Por otro lado no tenía duda alguna de que Estados Unidos no puede evitar el empleo del arma nuclear por parte del gobierno incontrolable de Israel.

En horas avanzadas del día 1º de junio comenzó a descorrerse el velo de lo que realmente ocurrió.

Escuché a las 10 y 30 p.m. el contenido de un análisis agudo del periodista Walter Martínez, que elabora Dossier, programa estelar de la televisión venezolana. Él llegó a la conclusión de que Estados Unidos hizo creer a una y otra parte de Corea lo que cada una de ellas afirmaba de la otra, con el objetivo de resolver el problema de la devolución del territorio ocupado por la base de Okinawa que el nuevo líder de Japón, haciéndose eco de las ansias del país, demandaba. Su partido obtuvo un enorme respaldo en las elecciones debido a esa promesa suya de lograr el retiro de la base militar allí instalada, que es un puñal clavado desde hace más de 65 años en el corazón del Japón, hoy desarrollado y rico.

A través de Global Research se conocen los detalles verdaderamente asombrosos de lo que ocurrió, gracias al artículo de Wayne Madsen, periodista investigador que trabaja en Washington DC, que divulgó información de fuentes de inteligencia en el sitio web Wayne Madsen Report.

Dichas fuentes -afirmó- “…sospechan que el ataque contra la corbeta de guerra antisubmarina de la Armada sudcoreana Cheonan fue un ataque de bandera falsa hecho para que pareciera provenir de Corea del Norte.”

“Uno de los propósitos principales para el aumento de las tensiones en la península coreana era aplicar presión sobre el primer ministro japonés Yukio Hatoyama para que cambiara de política sobre el retiro de Okinawa de la base del Cuerpo de Marines de EE.UU. Hatoyama ha admitido que las tensiones por el hundimiento del Cheonan tuvieron una importante influencia en su decisión de permitir que los marines de EE.UU. permanecieran en Okinawa. La decisión de Hatoyama ha llevado a una división en el gobierno de la coalición de centroizquierda, un hecho saludado en Washington, por la amenaza del líder del Partido Socialdemócrata, Mizuho Fukushima, de abandonar la coalición por el cambio de actitud sobre Okinawa.

“El Cheonan fue hundido cerca de la isla Baengnyeong, un lugar del extremo occidental alejado de la costa sudcoreana, pero frente a la costa norcoreana. La isla está altamente militarizada y dentro del alcance de fuego de artillería de las defensas costeras norcoreanas, que está al otro lado de un estrecho canal.

“El Cheonan, una corbeta de guerra antisubmarina, tenía sonar de tecnología de punta, y además operaba en aguas con amplios sistemas de sonar hidrófono y de sensores acústicos submarinos. No existe evidencia sudcoreana de sonar o de audio de un torpedo, submarino o mini-submarino en el área. Ya que no hay casi navegación en el canal, el mar estaba silencioso en el momento del hundimiento.

“Sin embargo, la isla Baengnyeong alberga una base de inteligencia militar estadounidense-sudcoreana y SEALS [fuerzas especiales] de la Armada de EE.UU. operan desde la base. Además, había cuatro barcos de la Armada de EE.UU. en el sector, parte del Ejercicio Foal Eagle EE.UU.-Corea del Sur, durante el hundimiento del Cheonan. Una investigación de las huellas metálicas y químicas del torpedo sospechoso muestra que es de producción alemana.

“Existen sospechas de que los SEALS de la Armada de EE.UU. mantienen una muestra de torpedos europeos con fines de denegabilidad plausible para ataques de bandera falsa. Además, Berlín no vende torpedos a Corea del Norte, sin embargo, Alemania mantiene un programa de estrecha cooperación de desarrollo conjunto de submarinos y armas submarinas con Israel.

“La presencia del USNS Salvor, uno de los participantes en Foal Eagle, tan cerca de la isla Baengnyeong durante el hundimiento de la corbeta sudcoreana, también suscita preguntas.

“El Salvor, un barco civil de salvamento de la Armada, que participó en actividades de colocación de minas por los marines tailandeses en el Golfo de Tailandia en 2006, estuvo presente cerca del momento de la explosión, con un complemento de 12 buzos de aguas profundas.

“Pekín, satisfecha con la afirmación de inocencia de Kim Jong Il de Corea del Norte después de un viaje urgente en tren de Pyongyang a Pekín, sospecha del papel de la Armada de EE.UU. en el hundimiento del Cheonan, asociada a sospechas particulares respecto al papel jugado por el Salvor. Las sospechas son las siguientes:

“1. El Salvor participaba en una operación de instalación de minas en el lecho marino; en otras palabras, colocaba minas antisubmarinas disparadas horizontalmente en el fondo del mar.

“2. El Salvor estaba realizando inspección rutinaria y mantenimiento de minas en el lecho marino, y colocándolas en un modo electrónico activo -disparo por gatillo sensible- como parte del programa de inspección.

“3. Un buzo de los SEALS colocó una mina magnética en el Cheonan, como parte de un programa clandestino con la intención de influenciar la opinión pública en Corea del Sur, Japón y China.

“Las tensiones en la península coreana han eclipsado convenientemente todos los demás puntos de la agenda en las visitas de la secretaria de Estado Hillary Clinton a Pekín y Seúl.”
Así, de forma asombrosamente fácil, Estados Unidos logró resolver un importante problema: liquidar el gobierno de Unidad Nacional del Partido Demócrata de Yukio Hatoyama, pero a un altísimo costo:

1- Ofendió profundamente a sus aliados de Corea del Sur.

2- Destacó la habilidad y rapidez con que actuó su adversario Kim Jong Il.

3- Resaltó el prestigio de la potencia China, cuyo Presidente con plena autoridad moral se movió personalmente y envió a los principales líderes de China a conversar con el Emperador Akihito, el Primer Ministro y otras personalidades eminentes de Japón.

Los líderes políticos y la opinión mundial tienen una prueba del cinismo y la falta total de escrúpulos que caracterizan la política imperial de Estados Unidos.



Fidel Castro Ruz
Junio 3 de 2010 11 y 16 a.m.