19 jun. 2007

Muere un Burócrata en la Bolivariana

Este miércoles 20 de junio, el Cine Foro Tatuy se complace en presentarles "La Muerte de un Burócrata", del cineasta cubano Tomás Gutiérrez Alea. La proyección se iniciará a las 7 de la noche en la Bilbioteca Bolivariana.

La Película...

Francisco J. Pérez, un proletario ejemplar que ha inventado una máquina para fabricar en serie bustos de plástico de héroes socialistas, muere repentinamente. Después de ser enterrado, su viuda se presenta ante la administración para iniciar los trámites para cobrar la pensión. Para ello necesita el carnet laboral del muerto, que ha sido enterrado con ese carnet. Un sobrino se encarga de iniciar los trámites para desenterrarlo y comienza un enloquecido e interminable papeleo que lo llevan a transgredir la ley y alterar su pacífica y ordenada vida.

La Burocracia...


La Burocracia es la fuerza conservadora más peligrosa
Antonio Gramsci


La Burocracia es el estrato social encargado de hacer funcionar los mecanismos de control -civiles y militares- del poder gubernamental, es decir, del Estado.

Por ende, podemos inferir que la Burocracia es un mal inherente al Estado Burgués que hemos heredado y que combatimos en el presente Venezolano.
El combate a muerte con las estructuras del poder constituido, que se traga cuanta voluntad intente avanzar en la construcción de nuevas relaciones sociales, la recuperación del 80% del PIB que absorbe la burocracia venezolana, así como los 365 mil millones de bolívares que la Universidad de los Andes consume en presupuesto, y gran parte de dichos recursos es para financiar todo un estrato burocrático aburguesado, insensible y automata que frustra y traumatiza las relaciones administrativas entre el Estado y el pueblo.
La Burocracia no es exclusivamente un fenómeno de la sociedad moderna; ella aparece en germen con la actividad entre el trabajo manual y el trabajo intelectual y se consolida con el establecimiento del Estado. La Burocracia no es una clase social pero tampoco está marginada de la estructura de clases: constituye un estrato-instrumento de la clase en el poder. Bajo el régimen capitalista, la Burocracia es un estrato -muy peculiar- de la burguesía: sus ingresos proceden de una transferencia de plusvalía, su trabajo no es productivo y, aunque no poseen capital, manipulan (funcionarios civiles) o constituyen ellos mismos (burocracia militar) lo medios sociales y políticos de control y coerción que requiere el capital para reproducirse sobre la base de la explotación de la clase obrera.

Texto Sugerido:
Contra el Burocratismo. Ernesto Chñe Guevara. http://www.marxists.org/espanol/guevara/03_63.htm
El 18 Brumario de Luis Bonaparte. Carlos Marx
Revista a Plena Voz. Edición Nº 24

9 comentarios:

Fabricio dijo...

"La Burocracia es tambien el fruto de la infinita división del trabajo"

Yolanda dijo...

El burócrata es un mal necesario para la sociedad. Sólo es dañino el exceso de burocracia, es decir, cuando todo el trabajo se queda sólo bajo un escritorio y bajo relaciones laborales de explotación sin aportes críticos.
La burocracia se hace necesaria cuando ya no existen utopías socio-económicas. El cambio sí es posible, pero No sin burócratas que trabajen para ello.
Pensar en una sociedad sin burocracia es como pensar en una sociedad sin política. No es lo mismo decir "política" que "Politiquería" y así mismo pasa con la burocracia. Puedes hacer política siguiendo el esquema facista o puedes hacer política sembrando papas en la Azulita dentro de una aldea endógena. Una es deplorable y otra ideal, pero ninguna deja de ser política. Somos seres relacionales y por ende políticos. Mientras sigamos con utopías anarquistas no se verá nigún cambio. El cambio institucional se dá cuando hay contradicciones internas que ofrece ese espacio, y para eso se necesitan burócratas que piensen por y para el pueblo, contrarrestando el otro tipo de burocracia. No sigamos tapando el sol con un dedo, abrámonos a nuestro contexto histórico-social-político-económico y sigamos comiendo flores pero pensando un poco más.

Tatuy Televisión dijo...

de acuerdo con yolanda en el sentido de que pese a toda la maraña burocrática del estado, desde el poder constituido tambien se abren espacios para la construcción socialista. con respecto a trabajar desde el estado o en la "aldea endógena" considero que no se debe negar forma alguna de lucha, al contrario, toca combinarlas estratégicamente.

nos gustaria contactarte yolanda. el correo nuestro es tatuytv@gmail.com

Jessica dijo...

Estamos todos de acuerdo en que la Burocracía tal como esta programada no plantea la administración del Estado Ideal, pero funciona como..por ejemplo, las luchas de los homosexuales o los Ambientalistas, no podemos solo hablar de cambios de formas y de meras reivindicaciones,sino de cambios de fondo, profundos en la estructura de la Sociedad.Ademas "Comer Flores" es un comentario bastante fuerte para estos compañeros que bastante andan trabajando, creando y pensado por esos cambios.Comulgo con la idea de acabar con el viejo sistema empezando por la reflexión interna y colectiva. Abrazos y Fuerza!

Pablo dijo...

¡Viva la burocracia de Francisco de Asís!

Justificar la burocracia es acostumbrarse a morir y a los sueldos del estado a costilla del pueblo.

¿Que si es necesaria la burrocracia o es lo único que hay? Semejante locura, pensar así es síntoma de falta de sueños o creatividad. Acostumbrarse es morir.

¿Entonces las comunidades indígenas o ancestrales no existen, si no utópicamente porque no existe en su ser “la burocracia”?

¡Copiemos la burocracia indígena entonces!, y no lade afuera. ¿O entendemos que podemos crear, inventar?

La dominación cultural es lo que más atenta contra la liberación definitiva de los pueblos.

Proteger al burócrata, es algo cerrado a toda realidad de vida, la burocracia es conservadora y reaccionaria, heredada del capitalismo babilónico (algunos se oponían a la abolición esclavitud, esa de propiedad de humanos), ahora los burócratas son esclavos de conciencia. Y ni hablar de la esclavitud y violencia con l@s trabajadores. Hay burócratas que contratan con Cooperativas falsas que sub contratan y explotan a otr@s. Y etc, por sólo mencionar el poder secuestrado al pueblo por medio de la burocracia.

Sean libres. Rompan los escritorios que los atan, despidan a su jefe y patrón que los manda y los sueldos que los oprimen, no se dejen uniformar. No sean cómod@s. Sean concientes. Coman flores, no seres muertos.

En revolución debemos tomar esos espacios para liberarlos y entregarlos al pueblo (fuerza para tod@ revolucionari@ que da la lucha en ese espacio), corriendo el riesgo de alienarse por la visión del buró. Pero el que se acomoda y le mete el pie a los que luchan es simplemente un burócrata burgués acomodado, que patalea por tener y defender su posición. Pues tiene razón, si cree en esas leyes de dominación y control.

¡Sí. Que exista la burocracia, pero sin sueldo. Que sea libre y a voluntad! Y entregada el pueblo sin intermediarios. Y que trabajen por tod@s, sobre todo por l@s niñ@s y la vida, sin complejos.

Exigimos respeto para todas las formas de lucha que sean liberadoras. Si no caemos en los mismos errores del pasado. El ego y el orgullo minan los caminos, más aun si se unen al poder de la burocracia.

Que todos los burócratas muevan ese cuerpo del escritorio. Y en lugar de negarle y truncarle el camino a las organizaciones de base y al pueblo, sean humildes y faciliten los procesos naturales, bajen acá donde el sol calienta. Muchas veces, casi siempre, reproducen el pensamiento de dominación. Para mal de nosotros. Y terminan dándole poder económico a quienes reproducen la ideología de dominación y esclavitud.

La mentira más grande del mundo: ¡Resulta que la conciencia no puede reinar, si no que necesitamos a la burrocracia que decida detrás del escritorio y l@s ideólog@s que piensen por todo un pueblo que no sabe! La mentira más grande del mundo.
Los burócratas creen que tienen el poder (y lo acaparan) a su vicio y prejuicio estético y espiritual. Y caen en la trampa. Pero son eskrachados. Están ploteados por la historia de los pueblos.

Sean libres, sean humanos, la burocracia es parte del sistema de dominación. En caso tal que sea nuestra propia biocracia y no burrocracia. Rompe el Buró de tu cabeza. Se libre. Vive tu vida que es una y deja vivir.

Y en relación con la ignorancia de la descalificación de anarquía. Pues l@s invitamos al estudio, lo primero es dejar de ir al trabajo o a las escuelas por obligación o por un sueldo, para así tener tiempo, espíritu y amor propio para estudiar. Recomendamos luego bañarse en un río y comer frutas, flores y semillas, antes que arrancarle la vida a otro ser. E ir perdiendo el miedo a la vida y de conocer el arte de vivir sin burocracia. Como una flor o un pájaro que no necesita pasaporte ni visa para recorrer su vida.

Los come carnes, se tragan tantas malas vibraciones de muerte que luego juzgan con la razón y el miedo prejuicioso a lo desconocido: ¿Comer Maiz?. La dominación cultural te hace juzgar hasta las diversas Deidades. Hasta dividir a la humanidad en familias herederas, legítimamente. Rompe el televirus de tu corazón.

Proponemos conciencia, educación, revolución. Sinceridad. Humildad. Amor, por todos los medios posibles. Sin sueldo y sin fines de lucro.
Al fin y al cabo somos lo que hacemos para cambiar lo que somos y el amor y la verdad siempre terminan triunfando, según Gandhi y Galeano.

Pero según algun@s esto es comer flores.

Amor y fuerza de la paz.

El perro de Pavlof

Patricia dijo...

Soy Yolanda Patricia.. Yo.. landa..

A Jessica::
Hola Jessica. En ningún momento mi intención fue malponer con la calificación "comeflor". En ningún momento negué la lucha de los compañeros. De hecho me incluí en ese adjetivo.

A Pablo:

(Uhy, eso si que estuvo fuerte)

..Supongo que todo ese discurso fue motivado por mi participación en el foro del blog, pues el eje de tu discordia fue mi calificativo "Comeflor", (por cierto, en el que también me incluí). En ningún momento mi intención fue irrespetar o negar su forma de lucha. Pero de esa radicalidad extrema sólo queda la agresión:

.. "Viva la burocracia de Francisco Asis (..) burócrata burgués y acomodado que patalea (..) falta de creatividad y sueños (..) no sean cómodos (..) ignorante (..), burocracia, televirus de tu corazón”...

Yo no me identifiqué con ninguna de tus descalificaciones, sin embargo supongo que eran dirigidas a mi intervención.
¿Así exiges respeto?. Yo tampoco comulgo mucho con respetar a los burócratas montados ahí (arriba, lejos, ni donde yo misma puedo alcanzarlos, ni deseo hacerlo), ahí llegados de la nada sin hacer nada. Por mi que mueran más de lo que están. Pero de ellos yo no hablaba cuando me refería a la burocracia necesaria. Ni a las cooperativas chimbas que no aportan nada, ni a los subcontratos chimbos que multiplican las relaciones laborales verticales.
Yo me refería a la burocracia necesaria en el sentido de que me afecta el hecho de ver a tantas personas sensibles, inteligentes y luchadoras decir algo tan bonito como:

... “Sean libres, rompan los escritorios que los atan..coman flores (…)Recomendamos luego bañarse en un río y comer frutas, flores y semillas, antes que arrancarle la vida a otro ser. E ir perdiendo el miedo a la vida y de conocer el arte de vivir sin burocracia. Como una flor o un pájaro que no necesita pasaporte ni visa para recorrer su vida” ..

..y por otro lado ver tanta miseria, cosas tan fuertes y concretas que pasan en la calle (también de concreto), a tanta gente con hambre realmente pasándola duro y mal en la vida por culpa de un sistema que lamentablemente está tan arraigado que no se va a tumbar, ni cambiar de la noche a la mañana como creyeron los Hippies de los 60 y que por eso, me parece que es más lúcida la idea de no negarlo, sino de participar en él.. y tener el utópico sueño de irlo transformando, de meter en ese Estado -de obligaciones y responsabilidades con un pueblo- a otro tipo de gente, allí a trabajar realmente en colectivo, otros funcionarios que no necesariamente se tienen que “alienar con la buró”, porque esa opinión la tiene alguien pesimista que conoce la naturaleza egoísta y caótica del hombre (que en este caso sería yo, la “burócrata burguesa”, no tú, el luchador libre y esperanzado).

Quizás ustedes y muchos más si sean verdaderos luchadores, pero hay que preguntarse cuántos hijitos de papá y mamá (como quizás es tu percepción hacia mi) creen que están aportando algún tipo de transgresión y cambio dentro del sistema y lo único que hacen es fumar porros para relajarse dentro de tanta mierda que nos invade y vivir ya no de un sueldo de la buró, sino un sueldo familiar, del papá, de la mamá.. Ojo, no generalizo, sólo sé que luchadores no son todos los comeflores y que sí hay comeflores que luchan de verdad –pero también hay personas que “no son” comeflores y también luchan.
Hay mil formas de lucha y creer en un solo tipo de lucha también es un acto homogeneizador, uniformador y violento.

Sobre la realidad o la justicia, prefiero no opinar. Creo en la multiplicidad de las realidades. La realidad es subjetiva e infinita. La única realidad objetiva es el hambre y la necesidad. La justicia es algo que va más allá de lo decible y cualquier palabra o discurso directo al respecto sería insuficiente, equivocado ..e injusto.
Sin embargo, sé que si existen luchas concretas y posibles. Entre esas, los cambios institucionales, porque las instituciones venezolanas (por no hablar a nivel mundial) no sirven. Sin embargo algunas tienen cambios beneficiosos, pasa desde el pasado y allí cabe tu ejemplo de la esclavitud abolida gracias a la lucha de la gente.

Sobre el lugar al que te refieres cuando dices “acá donde el sol calienta”, nosé cómo te estás planteando esa división de astros y climas para la humanidad. Por mi parte creo que hay un sol calientico para todos, en todo la caso la más grande y asquerosa división que yo veo es el clasismo, que ocurre principalmente desde la clase alta burguesa pero que no es la única que comete ese discriminatorio y fascista error de separar.

Sobre lo que mal entendiste de que “la burocracia es lo único que hay”, jamás dije o pensaría eso. Ella nos tiene invadidos a nosotros, a este aparto jurídico occidental, pero con eso no incluí a los indígenas. No por excluirlos discriminatoriamente, sino por aceptar la contradicción de saber que aunque todos somos iguales (incluyéndolos), también hay que reconocerlos como sociedades independientes y diferentes a las de nosotros. Las redes sociales de normativas son incomparables en el caso indígena con respecto al de nosotros. Y esas diferencias ya son naturales y necesarias, porque si no se asume de esa manera, pienso que se corre el peligroso riesgo de que en vez de nosotros retroceder a la época ancestral, ellos avancen en el desarrollismo y la globalización, que es lo que justamente No queremos.

Me encanta como ahora sí se les está dando a las sociedades indígenas (porque son muchas, no una sola) un espacio importante dentro del Derecho, pero no es lo mismo Derecho que derechos y creo que ellos tienen todos los derechos de tener su autonomía como pueblo para decidir su red de normas, sin embargo, creo que es sano que luego de ellos mismos recreen su cosmovisión y la adapten a sus propias reglas, entonces ahí es cuando de verdad puede ser muy beneficioso que se integren en el Todo del aparato del Estado. (Viendo al Estado como la materialización concreta de una soberanía colectiva y popular por un lado y por otro, como un gobierno -mal necesario- que tiene la obligación de velar por esa colectividad dentro de las decisiones jurídicas y constitucionales que van más allá de las que ella misma puede y tiene que alcanzar como sociedad independiente, libre, con Derecho y derechos)

Espero esta vez sea menos malinterpretada, más reflexionada y menos agredida mi participación, de todas maneras no creo que lo siga haciendo aquí, ya que quedó claro que no es muy bien recibida.


Pd1: El pueblo SÍ sabe.

Pd2: sobre la anarquía prefiero no hablar porque se haría muy extensa y cansona mi intervención, pero resumiendo, soy comeflor pero no creo tan ciegamente en la bondad colorida del hombre en la que creía Bakunin, porque sé que hacerlo podría ser tanto el cumplimiento de una hermosa quimera, como también cabe la posibilidad de abrirle un probable paso a la más maquiavélica de las formas humanas.. peor que la actual. (y creo más en la segunda posibilidad que en la primera. Sí, soy pesimista con la naturaleza humana, pero eso no quiere decir que no tenga sueños).

Pd3: no hago nada por obligación, quizás si por comprometerme con las cosas. Mucho menos leo o estudio por obligación, sino por reflejo, placer y necesidad; necesidad de cuestionar cualquier discurso que me quieran obligar a aceptar como única Verdad. Igual a la necesidad de expresión.

Pd4: por cierto, no entendí tu relación de Francisco Asís. Quizás yo deteste más el cristianismo y la compasión cristiana y dadivosa que tú.

Saludos y cariños de una cercana a ti, si acaso eres el Pablo Momoy que conozco. Si eres otro Pablo, no importa, sigue siendo válido el diálogo, y el saludo también.

Patricia

Pablo dijo...

Hay muchas formas de lucha, y todas son validas y quizá la más importante es el debate de las ideas. No las formas de la gente o la apariencia sino lo que implica su paso y vida en el planeta. Y más allá de todas las ideas y demás flores, está la realidad de babilonia: el asunto de la pobreza y la opresión.

Ejercida desde lo más sutil, hasta lo más evidente. La Santa Inquisición antes te quemaba al llamarte bruj@, y todos los tramites burocráticos estaban bien acomodados para llevarse con todas las autoridades y sus títulos coloniales. (Hoy día, vemos como se mantienen con eufemismos la misma quema de brujas, con sólo llamarte con algún “terrmino”, te descalifican y anulan en el sentido real de la palabra, como a l@s bruj@s de antes.)

Las formas de dominación tienen sus modos de aplicarse a lo interno de cada ser. Y el modo que tiene el sistema babilónico para mantenerse es dividir y confundir. Generando así presos de conciencia y del orgullo de la razón. (Y allí quedamos dispers@s entre nos, mientras todo sigue igual o peor)

¿Cómo construir algo nuevo, algo diferente, con el sistema de valores decadente que heredamos, con la burocracia que tenemos? que le pasa por delante a la vida. De allí la importancia en revisar sin complejos ni temores nuestras relaciones sociales y sus modos de producción y organización. Sin duda la humanidad fue educada para defender este sistema, así nos aniquile, [es como "la matrix"].

La humanidad conoce en radiografía que la burocracia, y su enfermedad más común, el burocratismo, no está dispuesta a indagar en la conciencia social así tan fácil. Se escuda en que no es su culpa, en que eso siempre ha existido, en que cuando nacimos ya todo estaba así, en que no es mi culpa haber nacido en la clase social que nací u ocupar el cargo que ocupo (además de llegar al punto de defender esa posición irracionalmente). Y el modo más común, el viejo truko, (como diría Lalo) señalar a otr@ para salvarme yo, así a otr@s l@s quemen por bruj@s y mantenga a poc@s acomodados en un templo amplio y confortable.

La burocracia no es sólo de donde vienen los ingresos para vivir (aunque en eso sea una clase social), sino que se asimila incluso como una forma de ver y reproducir el mundo. Desde la escuela ya nos burocratizamos, el método científico occidental lo aprendemos desde pequeñ@s. Hay que poner notas, y ser evaluados, y competir con los demás del salón, así sea deslealmente para ganar y vivir. Eso es como un adoctrinamiento.

Y la educación es una parte de la burocracia social: 1- las escuelas (de primaria a doctorado, pasando por cuanto curso o taller) te hacen seres manuales o intelectuales que responden a un oficio separado de la humanidad. 2-las instituciones religiosas (que desconocen y arrollan a formas de manifestación de la espiritualidad libre e independiente) y terminan alejadas de la pureza divina para estar cerca del negocio espiritual. 3.- la institución familiar romana (un contrato burocrático que reduce el bienestar social a un núcleo reducido de seres humanos y desconocer la fraternidad en la humanidad). y por último, sólo nombrar al estado (ese estado babilónico capitalista que heredamos) y los medios de comunicación de masas, que son las quimeras del sistema y sus modos de control. Todas estas formas burocráticas, reproducen un sistema de dominación que influye desde nuestro modo de vestir, comer, amar, comunicar, sentir: vivir.

En fin, las ideas y palabras son sólo aportes para el debate, todas. Y nuestra manifestación no debería ser pescada con pinza, sino en un contexto. Bienvenid@s al debate de las ideas. Y la invitación, es a unir fuerzas de la paz y a creer en la humanidad, si bien este mundo que heredamos está en el fondo de las peores contradicciones, debemos mejorar y dejar un mejor presente a la humanidad que nos prestó el planeta.

Un abrazo fraterno, para tod@s.
Fuerza de la paz.
Cuiden Zen.
Pavlof

Patricia dijo...

Tú si sabes. Pero con todo el respeto que te debo, todo este discurso de la pobreza, la opresión, la exclusión nos lo sabemos, nos lo sentimos. Pero las cosas van más allá de los discursos bonitos, que por cierto aprendimos y aprehendimos con los códigos que nos enseñaron en esa escuela que detestamos y que nos ha servido para para comunicarnos por escrito y debatir sobre ella misma, como ahora. No podemos tapar al sol con un dedo, debemos luchar también desde lo que tenemos para transformar, no mutilando las posibilidades sólo por rebeldía romántica.

Yo ahora trabajo bajo un buró, sin ganar más de lo que podría ganar de manera independiente, como quien dice: un piche sueldito; y a pesar de que estoy allí porque me gusta lo que hago, ya tengo fecha de partida por razones de descontento en las formas de las prácticas para llevar adelante una institución que escapa de mis manos; sin embargo, a pesar de irme y "ser libre del buró", sigo pensando que es necesario que allí, en las instituciones deben trabajar otro tipo de personas diferentes a la mayoría de los que están allí mismo desde la 4ta. Creo que antes de llegar al ideal poder popular, necesitamos vivir un proceso paulatino en el que no cabe la destrucción del sistema, sino su transformación.
Por ejemplo, dar clases en Vuelvan Caras en el Ince también es trabajar desde el buró, pero se ha comprobado que hay gente que puede hacerlo de manera digna y muchos espacios de buró institucional pueden llegar a ser realmente beneficiosos para el colectivo -si se les sabe aprovechar-. A mi realmente me cuesta mucho participar en estos debates cuando siento que quizás no se llegue a consenso, a veces hay anti-dogmas que se ejercen desde los dogmas y eso es muy difícil de penetrar.
Creo que nadie tiene la verdad absoluta y es una actitud arrogante vestida de humildad la de las personas o colectivos que pretenden tenerla. Insisto en que deben ser respetadas las diferentes formas de lucha.
Por ahora sólo me queda copiar y pegar un comentario que hizo uno -de los NO tantos- periodistas respetables que quedan por ahí.. un venezolano del pueblo, de barrio, luchador y anti sistema. A pesar de que como comparto su opinión, podría yo ponerme a plasmar con letra propia esas comunes inclinaciones de pensamiento, pienso que aquí, en esta explicación específica que él ofrece, da en el clavo y por primera vez coincido totalmente con él y me parece que por esta vez yo no le cambiaría ni una palabra a su expresión que también resume un poco mi perspectiva. Por espero me permito colocarla textual:

(Lo siguiente es la respuesta de José Roberto Duque a una opinión que emitió en desacuerdo con Francisco Prada Barazarte, quien se manifestó en contra de la reforma constitucional. JRD reconoce que la opinión de Prada es respetable -no como otras de la oposición- sin embargo admite que no opina lo mismo.
Me siento identificada con este breve manifiesto popular:

jrd dijo...
Estimados visitantes (y visitantes de los otros): tuve una desconección forzosa de varios días, por eso no había respondido la pregunta repetida acá con tanta insistencia: ¿qué no comparto del punto de vista del Flaco Prada?

Primero, lo primero: con Prada, Douglas y unos cuantos libertarios más comparto el anhelo de demolición de la sociedad que tenemos, como prerrequisito para la construcción de otra sociedad. Entiendo perfectamente la preocupación de ellos por lo lento de esa demolición, y por el fortalecimiento de cierta derecha dentro del Gobierno y dentro del proyecto llamado "bolivariano". Mi desacuerdo con ellos tiene que ver con la noción que tienen de los tiempos históricos; piensan los compas que si uno va a derribar un sistema pues simplemente vas a la ferretería, te compras una mandarria y zámpale, primo, que al amanecer tendrás la cosa ya demolida.
Facilito: ¿Te quieres coger a una jeva? Entonces vas a su casa y le dices: "Dame cuca". No le eches los perros antes, pendejo...

Dicho de otra forma: las intenciones y los sueños de esos tipos son idénticos a los míos, pero yo asumo que hay fases de la evolución de las sociedades que deben cumplirse. Pasos al frente que de pronto se convierten en retrocesos; ayer nos entusiasmó Chávez, hoy nos rompen los cojones Diosdado y Jesse Chacón. En fases como la actual se dan tropiezos, contradicciones (AN4RCHOS gusta de identificarlas con regocijo, porque cree que son insuperables), momentos amargos, y también hallazgos maravillosos. Elsobernomanda piensa que una de esas contradicciones necesarios es la convivencia de capitalismo y socialismo en un espacio y un tiempo históricos. An4rchos dice que no es posible, pero uno abre bien los ojos y resulta que en eso estamos: paséense por Urachiche (¿ya fueron al Mercado del Trueque?) y luego por el Sambil. Coman en MacDonalds y luego relájense en la cocina de Los Cayapos: un mundo en decadencia y uno que resurge.

Quienes llevamos años soñando revoluciones y haciendo algún esfuerzo por coronarla tenemos en la cabeza una imagen ideal, una revolución "nuestra". Sólo que la Historia a veces nos jode y

A) a veces te mueres sin ver nada parecido a una Revolución genuina; 

B) a veces tienes la fortuna (o la desgracia, si detestas los cambios) de participar en una Revolución genuina;

C) a veces te mueres y participas en el nacimiento de un momento prerrevolucionario, que en el futuro ha de ser una Revolución genuina.

Creo que los seres vivientes de la actualidad, y probablemente también los que nazcan en los próximos diez años, nos encontramos en la situación C. La vida probablemente nos alcance para terminar de echar las bases y las primeras columnas del edificio, pero nunca para ver el edificio construido en su totalidad. Construir sociedades es un asunto de generaciones. Ustedes y yo moriremos y jamás podremos verificar si esta cháchara está en lo cierto o si es pura fiebre. El futuro es una apuesta: nosotros compramos el boleto, y nuestros tátara-tátaranietos lo botarán o cobrarán el premio.

Abrazos.
Patricia.

Anónimo dijo...

童裝批發
童裝批發
童裝
童裝
酒店喝酒
暑假打工
酒店
酒店經紀人
酒店小姐
酒店兼職
酒店上班
酒店兼差
禮服店
酒店上班
酒店打工
酒店小姐
酒店經紀
假日打工
台北酒店經紀
酒店經紀爆米花
酒店上班PRETTY GIRL